Espacio Yoga Velvet

Yoga, bienestar y fotografías

Cómo hacer correctamente las asanas (posturas de yoga)

Deja un comentario

Esta mañana encontré en Facebook un enlace muy interesante para aquellas personas que practican yoga y que piensan que construir una asana es hacer una bonita postura digna de fotografía.

A veces, cuando estoy esperando en la puerta de las clases de yoga, escucho comentarios de los compañeros, tales como: “me frustro cuando no puedo hacer la postura”, “qué difícil es hacer yoga”, “hay una clase de súper máquinas, ¿cuándo haremos nosotros eso?”, “yo pensaba que yoga era relajante”. También escucho a algunos compañeros sentirse incómodos cuando se les pide que cierren los ojos y conecten con su interior, hay quien dice “yo abro los ojos y miro a los compañeros a ver que hacen”. Comentan que se sienten “raros” al tener que mirar en su interior, es como si se adentraran en terreno desconocido y extraño.

yoga_eva_uviedo

Ilustración de Eva Uviedo

Quizás yoga se esté conviertiendo en gimnasia simplemente, por eso os dejo este enlace que, seguro, va a despejar muchas dudas a los que ya están asistiendo a clases y a aquellos que aún no se han decidido.

En el artículo de Yoga en Casa: “Cómo hacer correctamente las asanas”, nos hablan de las diferentes fases que se experimentan en el aprendizaje y ejecución de las asanas. Os dejo un resumen.

Asana:

Postura firme y cómoda que se mantiene en la inmovilidad, largo tiempo y con control de la respiración y de la mente.

1ª fase: Principiantes

  • Aprender bien la técnica; informarse bien, leer, ver vídeos, preguntar al profesor o a alumnos avanzados.
  • Practicar las asanas y fijarnos en detalles externos, tratando de no forzar.
  • Mantener las posturas unos segundos o pocos minutos.20633070-ejercicio-de-yoga-forma-humana-deja-dise-o-del-rbol-archivo-de-capas-para-la-manipulaci-n-f-cil-y-co

Es importante que logremos un mínimo de flexibilidad. Si miramos fotos y vídeos en Internet nos desanimaremos, ya que el 99% de las fotos serán muy bonitas estéticamente. Eso no es yoga. Yoga es una experiencia subjetiva e individual, y cada cuerpo tiene unas limitaciones. Las posturas perfectas son aquellas en las que nuestro cuerpo puede permanecer sin lastimarse y con la mente serena. En yoga no hay que competir, ni hacer alardes de nada.

2ª fase: Intermedios

  • Una vez que dominamos la ejecución externa de la postura (aptitud), tenemos que aprender a dominar la ejecución interna (actitud).
  • Alargaremos la permanencia en cada postura, hasta varios minutos en cada asana. Lo importante en yoga no es «estirarse» mucho, sino permanecer cada vez más tiempo en cada postura.

64841_529976243701371_386691504_n Una vez adoptada la postura, haremos lo siguiente:

Relajarnos: aflojar bien el cuerpo y las tensiones.
Aplicar la Ley del mínimo esfuerzo: prestar atención a los músculos que no intervienen en la postura, y relajarlos.
Respiración controlada: por la nariz, lenta… Mantener una respiración amplia y profunda, y cada vez que espiramos, tratar de relajar más y más el cuerpo.
Concentrar la mente en la asana: Esto es lo más difícil ¿Qué se puede hacer para concentrar la mente? Sentir la asana. Sentir el estiramiento de los diferentes músculos, las presiones a las que nos somete la postura, cómo se expande la caja torácica o el abdomen con cada respiración, sentir lo que sentimos (valga la redundancia). Tenemos que mantener la mente anclada en las sensaciones que produce la asana. ¿Y si la mente se distrae? Volver a tomar conciencia de la asana, sin enfadarse, sin perder la paciencia. Si la mente se va 10 veces en un minuto, con la practica se irá 7, y al cabo de unos años 5… Y así hasta lograr el dominio del cuerpo y de la mente.

3ª fase: Avanzados (Maestros)

  • Decía Patanjali: «Se alcanza el dominio de la asana cuando uno es capaz de meditar en ella».
  • La mayoría de nosotros se pasará largos años en la segunda fase, pero el día que logremos un estado meditativo en cada asana, habremos logrado un nivel avanzado. Esa será la prueba de que dominamos la asana.
  • En cuanto a la flexibilidad, irá mejorando con la práctica, pero no es indispensable que lleguemos con la frente a las rodillas o que nos volvamos de goma. Un buen yogui no es aquel que se estira mucho, sino aquel que es capaz de meditar en la asana, aunque no posea mucha flexibiliadad.
    xwp3fvqdtwi

    Ilustración de Eva Uviedo

    Como dice el lema del yoga y de esta escuela: Suavidad y perseverancia.

Espero que os guste, Velvet.

(Fuente: http://yogacasa.blogspot.com.es/2015/04/como-hacer-asanas.html?spref=fb)

Anuncios

Autor: yogavelvet

Profesional de la salud, animalista, practicante de Yoga y aficionada a la fotografía. Quiero usar este espacio para recopilar lo que voy aprendiendo y si llega a interesarte o servirte, me alegrará saberlo. Bienvenidos ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s