Espacio Yoga Velvet

Yoga, bienestar y fotografías


Deja un comentario

¿Cómo es la postura perfecta en yoga?

Decía el filósofo Patanjali hace ya 2000 años, que la meta del yoga es “superar el sufrimiento”. Para ello es necesario parar la mente y su caótico parloteo, de modo que el pensamiento sea eficaz y deje de ser fuente de preocupaciones, que a veces ni siquiera existen.

220px-Patanjali

También decía que la postura de yoga debe ser firme y cómoda.

Firme:

  • Firme quiere decir estable durante un tiempo, que depende de si eres principiante o practicante avanzado (para ello se usa la respiración consciente, inspirar y exhalar por la nariz, intentando relajar la postura, suavizando lo que haya que suavizar, convirtiendo en blando lo que esté “duro” o tenso).
  • Una postura es firme cuando la mente es estable, si mientras practicamos yoga estamos con la mente fuera de la clase (por ejemplo: “tengo que ir luego a recoger al niño, mañana tengo que ir a Correos a enviar aquel paquete, no tengo la cena preparada…”), entonces la postura será inestable.
  • Hay que centrarse antes de comenzar la sesión para dejar fuera de la clase los problemas que no podemos resolver mientras estamos en clase, permitirnos un momento de paz y tranquilidad, sólo para nosotros, nos ayudará a tomar una actitud ante la vida y los problemas mucho más eficaz.

Una mente despejada, es una mente más útil. Un cuerpo relajado, se traduce en una mente también más relajada.

eva uviedo

Dibujo de Eva Uviedo

Cómoda:

  • No confundir comodidad con laxitud, flojera o encorvamiento.
  • Sucede cuando realizar una postura se convierte en una motivación, no luchamos contra ella (por ejemplo, “no me gusta hacer la postura de la pinza sentada, se me da mal, esto es un castigo…” o también “bueno, esta postura me sale perfecta, me aburre hacerla, quiero hacer otra esta ya me la sé”). En tal caso, la práctica se convierte en algo que nos molesta y aburre.
  • El estado mental con el que encaramos la práctica, es un reflejo de cómo afrontamos la vida:
    • Si una postura se te da bien porque tienes un físico predispuesto para hacerla, puedes usar ese momento para aquietar la mente simplemente, respirar y tratar de fundirte con la postura entendiendo el mensaje que ella encierra.
    • Si por el contrario la asana (postura) te resulta tediosa porque te molesta, porque te resulta difícil, puedes intentar encontrar el modo de que, usando tu quietud y tu paciencia, logres descubrir cuál es la forma en que te molesta menos, quizás con el tiempo y la práctica, puedas ir encajando las piezas y que se convierta en una de tus favoritas o al menos, llevarte bien con ella.
  • La postura cómoda y estimulante, nos produce motivación, alegría, vitalidad.

Cuanto más motivados estemos más relajados nos encontraremos.

Y como siempre digo, la actitud en la clase de yoga se traduce en la vida y la vida se traduce en la clase de yoga.

Espero que os haya gustado.

Con cariño, Velvet.

 


2 comentarios

Mi mayor miedo…

Ilustración de Ken Taylor

Ilustración de Ken Taylor “Where the wild things are” (“Donde viven los monstruos”)

Hoy es lunes y como cada inicio de semana, muchos de nosotros nos sentimos cansados, apáticos, malhumorados… El trabajo (para quien lo tenga), es normalmente un medio para pagar las facturas, comer y poder hacer alguna vez algo que nos guste, pero por lo general, no dedicamos ese tercio de nuestro día a realizar algo que nos apasione ni nos haga sentir vivos, sino más bien lo contrario. Trabajamos para poder ser felices alguna vez de modo esporádico, desperdiciando muchas veces nuestros potenciales, nuestros mejores dones en algo que hacemos como zombis. Yo me pregunto estos días, en los que he vivido un homenaje póstumo a un chaval joven, en los que llevo unos días recibiendo mensajes relacionados con la vida y la muerte, a pocos años de vivir mi crisis de los 40 años…  ¿No sería maravilloso despertarse cada día para poder realizar la actividad que nos apasiona? ¿Poder regalar al mundo tu mejor versión? La respuesta es bien sencilla: claro que sí.

El mayor miedo que tengo en la vida no es a la muerte, es a no haber intentado hacer lo que amé Me da miedo no poder ser feliz, porque siendo feliz puedo ayudarte, puedo serte útil, puedo ser yo misma y entregarme. Ese es mi monstruo.

No te garantizo que el camino sea sencillo, que llegues al puerto que deseas, pero si nunca lo intentamos nunca lo conseguiremos ¿Y qué es lo que amas y te apasiona? Eso es lo primero. Te dejo estas preguntas para que te orienten en el camino, son de Nuria Pérez creadora de “Sparks and Rockets”.

Espero que os guste, con cariño Velvet.


Deja un comentario

Cómo hacer correctamente las asanas (posturas de yoga)

Esta mañana encontré en Facebook un enlace muy interesante para aquellas personas que practican yoga y que piensan que construir una asana es hacer una bonita postura digna de fotografía.

A veces, cuando estoy esperando en la puerta de las clases de yoga, escucho comentarios de los compañeros, tales como: “me frustro cuando no puedo hacer la postura”, “qué difícil es hacer yoga”, “hay una clase de súper máquinas, ¿cuándo haremos nosotros eso?”, “yo pensaba que yoga era relajante”. También escucho a algunos compañeros sentirse incómodos cuando se les pide que cierren los ojos y conecten con su interior, hay quien dice “yo abro los ojos y miro a los compañeros a ver que hacen”. Comentan que se sienten “raros” al tener que mirar en su interior, es como si se adentraran en terreno desconocido y extraño.

yoga_eva_uviedo

Ilustración de Eva Uviedo

Quizás yoga se esté conviertiendo en gimnasia simplemente, por eso os dejo este enlace que, seguro, va a despejar muchas dudas a los que ya están asistiendo a clases y a aquellos que aún no se han decidido.

En el artículo de Yoga en Casa: “Cómo hacer correctamente las asanas”, nos hablan de las diferentes fases que se experimentan en el aprendizaje y ejecución de las asanas. Os dejo un resumen.

Asana:

Postura firme y cómoda que se mantiene en la inmovilidad, largo tiempo y con control de la respiración y de la mente.

1ª fase: Principiantes

  • Aprender bien la técnica; informarse bien, leer, ver vídeos, preguntar al profesor o a alumnos avanzados.
  • Practicar las asanas y fijarnos en detalles externos, tratando de no forzar.
  • Mantener las posturas unos segundos o pocos minutos.20633070-ejercicio-de-yoga-forma-humana-deja-dise-o-del-rbol-archivo-de-capas-para-la-manipulaci-n-f-cil-y-co

Es importante que logremos un mínimo de flexibilidad. Si miramos fotos y vídeos en Internet nos desanimaremos, ya que el 99% de las fotos serán muy bonitas estéticamente. Eso no es yoga. Yoga es una experiencia subjetiva e individual, y cada cuerpo tiene unas limitaciones. Las posturas perfectas son aquellas en las que nuestro cuerpo puede permanecer sin lastimarse y con la mente serena. En yoga no hay que competir, ni hacer alardes de nada.

2ª fase: Intermedios

  • Una vez que dominamos la ejecución externa de la postura (aptitud), tenemos que aprender a dominar la ejecución interna (actitud).
  • Alargaremos la permanencia en cada postura, hasta varios minutos en cada asana. Lo importante en yoga no es «estirarse» mucho, sino permanecer cada vez más tiempo en cada postura.

64841_529976243701371_386691504_n Una vez adoptada la postura, haremos lo siguiente:

Relajarnos: aflojar bien el cuerpo y las tensiones.
Aplicar la Ley del mínimo esfuerzo: prestar atención a los músculos que no intervienen en la postura, y relajarlos.
Respiración controlada: por la nariz, lenta… Mantener una respiración amplia y profunda, y cada vez que espiramos, tratar de relajar más y más el cuerpo.
Concentrar la mente en la asana: Esto es lo más difícil ¿Qué se puede hacer para concentrar la mente? Sentir la asana. Sentir el estiramiento de los diferentes músculos, las presiones a las que nos somete la postura, cómo se expande la caja torácica o el abdomen con cada respiración, sentir lo que sentimos (valga la redundancia). Tenemos que mantener la mente anclada en las sensaciones que produce la asana. ¿Y si la mente se distrae? Volver a tomar conciencia de la asana, sin enfadarse, sin perder la paciencia. Si la mente se va 10 veces en un minuto, con la practica se irá 7, y al cabo de unos años 5… Y así hasta lograr el dominio del cuerpo y de la mente.

3ª fase: Avanzados (Maestros)

  • Decía Patanjali: «Se alcanza el dominio de la asana cuando uno es capaz de meditar en ella».
  • La mayoría de nosotros se pasará largos años en la segunda fase, pero el día que logremos un estado meditativo en cada asana, habremos logrado un nivel avanzado. Esa será la prueba de que dominamos la asana.
  • En cuanto a la flexibilidad, irá mejorando con la práctica, pero no es indispensable que lleguemos con la frente a las rodillas o que nos volvamos de goma. Un buen yogui no es aquel que se estira mucho, sino aquel que es capaz de meditar en la asana, aunque no posea mucha flexibiliadad.
    xwp3fvqdtwi

    Ilustración de Eva Uviedo

    Como dice el lema del yoga y de esta escuela: Suavidad y perseverancia.

Espero que os guste, Velvet.

(Fuente: http://yogacasa.blogspot.com.es/2015/04/como-hacer-asanas.html?spref=fb)


Deja un comentario

Yoga en La Coruña

Estoy en Coruña pasando unos días en familia, aprovechando que tengo días libres. Vine compartiendo coche con distinas personas que, aunque en principio no parecían tener mucho en común conmigo, acabamos compartiendo conversaciones muy interesantes, incluso algunas charlas que jamás hubiera imaginado tener, por lo que la experiencia fue muy buena. Pienso que, a veces, sólo hay que abrirse a la gente para conectar con ella.

Ayer estuvimos en el pueblo de O’Burgo donde hay unos paseos maravillosos y unas puestas de sol increíbles. Aproveché para hacer algunas fotos y disfrutar de los paisajes tan distintos a los que suelo ver, del olor a sal, de la imagen de las gaviotas volando, de los niños patinando, del color verde inundándolo todo, de poder mirar las caras nuevas con las que me cruzaba, de mi sobrina humana Emma y de mi otra sobrina perruna Kira, que se metió en un lago para coger un palo sin pensárselo dos veces.

El ambiente era frío y húmedo, pero en Extremadura tendremos calor de aquí en adelante, por lo cual me centré en el paisaje y agradecí simplemente poder tener un día distinto.

Os dejo un par de fotos que hice: el sol intentando abrirse hueco entre las nubes y de la postura del arco junto a un impresionante sauce llorón.

Hasta pronto, Velvet.

IMG_20150329_192912


Deja un comentario

Cómo disfrutar más de la vida

El sábado se celebraron las I Jornadas sobre Mindfulness y Meditación (Cáceres, 21 de marzo de 2015), un evento organizado para recaudar fondos para el monasterio budista “El Olivar del Buda” en Acebo (Cáceres).

    Jornadas sobre Mindfulness y Meditación (Cáceres, 21 de marzo de 2015)

El objetivo de estas jornadas era exponer los beneficios de practicar mindfulness (o atención plena) y meditación a nivel personal y profesional. Para ello se contó con diferentes ponentes del mundo de la medicina, psicología y la meditación (podéis ampliar el cartel haciendo clic en la imagen).

De entre todas las ponencias destaco “Cómo disfrutar más de la vida” a cargo de la maestra Tenzin Yotika, fundadora del monasterio “El Olivar del Buda”. En su charla abordó la técnica de la “atención plena o mindfulness”, como una forma de encontrar una felicidad duradera, independientemente de las circunstancias que nos rodeen.

En su intervención, nos habló de cómo solemos buscar la felicidad en el lugar equivocado, en objetos materiales, personas o experiencias externas a nosotros, las cuales al finalizar nos provocan un estado de tristeza, fustración, ira o impotencia que nos sumerge de nuevo en el sufrimiento y de cómo mirar hacia adentro, nos devuelve la paz.

Según Yotika “el elixir para conservar la felicidad es la atención plena”. Una atención cuidadosa, paciente, respetuosa y sin juicios, para aceptar que las cosas “son como son”, en lugar de luchar contra ellas, así como estar presente ante las emociones, pensamientos y sensaciones que surjan en nosotros, sin criticarlas ni enjuiciarlas. Todo esto supone un cambio total en la forma en que nos relacionamos con nosotros y con el mundo, pues el cerebro se enfoca en lo que se percibe en el presente, en lugar de irse al pasado o al futuro. Se debe matizar que la aceptación no significa permanecer pasivos ante abusos o malos tratos.

Por lo general, el juez más duro al que nos enfrentamos somos nosotros mismos. Sometemos a juicio cada emoción que sentimos si la consideramos como negativa. Así nos recriminamos el sentir celos, envidia, tristeza, ira, frustración… Otras veces tratamos de esconder estos sentimientos olvidándonos de ellos, desviando la atención al exterior para no darles cabida, lo cual las enquista aún más impidiendo liberarlas. Cambiando la reacción o lucha, por la atención plena a lo que nos sucede, pasamos de ser el protagonista de esa película de lucha, a ser un mero observador de la misma.

La técnica consiste en enfocarse o prestar atención, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales (cambios en el estado de la respiración, en las tensiones de nuestro cuerpo…) y al ambiente que nos rodea, siendo testigos amables de lo que sucede, sin juicios y sin críticas. Siendo capaces de estar presentes ante el dolor y sostenerlo amorosamente, como se sostiene un niño.

Esto nos permite SER sin limitarnos. Respecto a esto, la maestra remarcó que “no estamos limitados por nuestra historia, sino por nuestras creencias”, así como que “todos podemos cambiar” independientemente de nuestra edad. Y quien permite ese cambio es la atención, que produce cambios fisiológicos en la corteza frontal del cerebro.

Y ¿qué regalo nos va a traer a nuestra vida? Entre otros:

  • Mayor conciencia y atención.
  • Menor reacción frente a experiencias desagradables
  • Menor identificación con los pensamientos (no soy lo que pienso)
  • Mayor equilibro, menor reactividad emocional
  • Mayor calma y paz
  • Mayor aceptación y compasión de si mismo
  • Disminución del estrés
  • Mayor salud (disminuye la tensión arterial, disminuye la frecuencia cardíaca, mejora el sistema inmune)
  • Menor envejecimiento cerebral

Os dejo un completo reportaje sobre “Meditación para calmar la mente”

“Cualquier cosa te revelará sus secretos si la amas lo suficiente”

George Washington Carver

Con cariño, Velvet.


Deja un comentario

Abuela Margarita

Portada_VerkamiPortada de Verkami

“Yo, cuando necesito algo, me lo pido a mí misma. Y funciona… Porque una cosa es ser limosnero y otra, ordenarte a ti mismo, saber qué es lo que necesitas… Muchos creyentes se han vuelto dependientes, y el espíritu es totalmente libre; eso hay que asumirlo… Nos han enseñado a adorar imágenes en lugar de adorarnos a nosotros mismos y entre nosotros”

La Abuela Margarita siembra y expande sus enseñanzas para ayudar a recuperar con ritos ancestrales la memoria celular de quienes somos.

Nació en el campo del estado de Jalisco, México, y se crió con su bisabuela que era curandera y milagrera.

Rezuma sabiduría y poder. Sus rituales son explosiones de energía que hacen muy bien a quienes los presencian y, cuando te mira a los ojos y te dice que somos sagrados, algo profundo se agita dentro de ti.

A través de sus ceremonias y temazcales se dedica a sembrar salud y conocimiento. Practica los círculos de danza del Sol, de la Tierra, de la Luna y la Búsqueda de Visión. Pertenece al Consejo de Ancianos de América el cual reúne gran cantidad de indígenas de distintas tribus para realizar ceremonias.

La Abuela se vale de cánticos para expresar un cúmulo de sentimientos que cuando se escuchan traspasan el tiempo y el espacio hasta llegar muy dentro, con la intención de recuperar nuestra memoria celular.

Todo su trabajo tiene que ver con los cuatro elementos, con las cuatro direcciones, el Cosmos, la Madre Tierra y el Padre Sol. En esta conexión con la Madre Tierra y el Universo podemos viajar y trasladarnos a otros lugares, gracias al propio poder interior.

(Fuente: Página web de Abuela Margarita)


2 comentarios

Los chakras

Significado-de-los-chakras-y-su-ubicacion-2

Este fin de semana hice el segundo nivel de un curso de canalización de energías e imposición de manos en la ciudad donde vivo. Ha sido un curso muy especial, que ha llegado justo en el momento que más lo necesitaba, después de cambios en mi vida, de sufrimiento, desapego y pérdidas.

Aún tengo que integrar todo lo vivido en estos meses, lo experimentado en muchos niveles y conseguir acoplar toda esa información para adaptarla y continuar en ella con más consciencia.

En este curso se le da muchísima importancia a la meditación y a los chakras, por eso quiero hablaros brevemente de ellos, qué son, dónde se ubican y por qué hay que darles importancia.

Significado de la palabra “chakra”:

“Chakra” es una palabra sánscrita que significa “rueda”. Los chakras son centros de energía que forman parte del sistema bioenergético según el conocimiento tradicional indotibetano y nos conectan con el mundo, recibiendo, entregando y procesando energía.

Hay siete chakras principales (ubicados a lo largo de la columna) y unos 40 chakras secundarios (los más importantes en la zona del bazo, nuca, palmas de las manos y plantas de los pies). Las “arterias” que conectan los chakras, son los “nadis” (tubo, vaso o arteria en sánscrito). Su función es conducir “prana” o “energía vital” (“chi” en chino o “ki” en japonés) a través del sistema energético. En la medicina tradicional china, por ejemplo, se usa el sistema de canales o nadis a la hora de realizar tratamientos de acupuntura.

El los antiguos Vedas, los libros sagrados más antiguos de la literatura india, encontramos las primeras referencias a los siete chakras ubicados a lo largo de la columna vertebral, conectándose entre sí a través de un canal central denominado “Kundalini”.

Funcionamiento de los chakras:

Cuando un niño sano nace, todos sus chakras están perfectamente alineados.

El niño es un ser puro sin moldear aún, es quien es, sin más dobleces. Durante unos años se le permite ser y sentir con total libertad, pero con el paso del tiempo, a medida que crece es educado según los valores y normas aceptados por la familia y después por la sociedad, siendo necesario que adopte comportamientos adecuados para poder convertirse en el adulto que se espera. Estas exigencias y obligaciones, en muchas ocasiones, van a entrar en conflicto con su verdadera necesidad y sentir. 

Entonces, las experiencias vitales por las que vamos pasando en nuestra vida desde niños, algunas profundamente incoherentes y traumáticas, van a generar todo tipo de emociones y sensaciones intensas, algunas se instalarán en nuestro día a día como parte de nuestra personalidad: nervios, estrés, miedo, envidia, odio, apegos, ira, dolor, vergüenza, culpa… Toda esta maraña de sentimientos mal gestionados va ir bloqueando el funcionamiento normal de esos vórtices de energía.

El bloqueo hará que los chakras no giren y vibren de modo adecuado, que los nutrientes, el oxígeno y la energía (prana), no circule y por otro lado, que se estanquen las toxinas, emociones insanas y todo lo que el cuerpo no necesita (apana), de ese modo aparecen síntomas y enfermedades tanto físicas como psíquicas, además de deformar nuestras percepciones y embotar nuestras sensaciones.

Para  reequilibrar el flujo de energía de los diferentes chakras podemos utilizar diferentes técnicas de sanación, pero su mantenimiento también pasa por tener un estilo de vida saludable tanto físico como mental.

A continuación mostraré el color que se corresponde con cada centro energético, las glándulas y órganos que controla, así como las funciones que rige . 

chakras (1)

Los siete chakras principales:

Chakra 1. Muladhara o chakra raíz: en esta técnica no se trata ya que capta la energía directamente de la tierra.

Chakra 2. Swadhisthana o chakra del sacro:

  • Glándulas sexuales.
  • Controla órganos sexuales y vejiga como músculo.
  • Rige la creatividad, la sexualidad y la plenitud.

Chakra 3. Manipura o Plexo solar: 

  • Glándula: glándulas suprarrenales.
  • Controla el sistema digestivo y sistema renal.
  • Rige el poder, las emociones, la ansiedad, el niño interior y la aceptación.

Chakra 4. Anahata o chakra del corazón: 

  • Glándula: timo.
  • Controla el corazón, ganglios, vasos sanguíneos (venas y arterias).
  • Rige el amor incondicional, la autoestima y los afectos.

Chakra 5. Vishuda o chakra de la garganta: 

  • Glándula: tiroides y paratiroides.
  • Controla el sistema respiratorio, los sentidos, mamas y piel.
  • Rige la comunicación, la expresión, la veracidad, la confianza y la expresión del alma.

Chakra 6. Ajna o Tercer Ojo: 

  • Glándula: pituitaria.
  • Controla el sistema nervioso simpático/hipotálamo.
  • Rige la intuición, la percepción extrasensorial y el conocimiento del alma.

Chakra 7. Sahasrara o chakra corona:

  • Glándula: pineal. 
  • Controla el cerebro y rige los sistemas nervioso, linfático y endocrino, músculos y huesos.
  • Rige el vínculo con la fuente y yo superior.

En próximas entradas iré desarrollando uno por uno, así como:

  • los aspectos positivos y negativos que se expresan según esté armonizado o bloqueado.
  • las conductas y elementos que ayudan a equilibrarlo.

Con cariño, Velvet.