Espacio Yoga Velvet

Yoga, bienestar y fotografías


Deja un comentario

Cómo disfrutar más de la vida

El sábado se celebraron las I Jornadas sobre Mindfulness y Meditación (Cáceres, 21 de marzo de 2015), un evento organizado para recaudar fondos para el monasterio budista “El Olivar del Buda” en Acebo (Cáceres).

    Jornadas sobre Mindfulness y Meditación (Cáceres, 21 de marzo de 2015)

El objetivo de estas jornadas era exponer los beneficios de practicar mindfulness (o atención plena) y meditación a nivel personal y profesional. Para ello se contó con diferentes ponentes del mundo de la medicina, psicología y la meditación (podéis ampliar el cartel haciendo clic en la imagen).

De entre todas las ponencias destaco “Cómo disfrutar más de la vida” a cargo de la maestra Tenzin Yotika, fundadora del monasterio “El Olivar del Buda”. En su charla abordó la técnica de la “atención plena o mindfulness”, como una forma de encontrar una felicidad duradera, independientemente de las circunstancias que nos rodeen.

En su intervención, nos habló de cómo solemos buscar la felicidad en el lugar equivocado, en objetos materiales, personas o experiencias externas a nosotros, las cuales al finalizar nos provocan un estado de tristeza, fustración, ira o impotencia que nos sumerge de nuevo en el sufrimiento y de cómo mirar hacia adentro, nos devuelve la paz.

Según Yotika “el elixir para conservar la felicidad es la atención plena”. Una atención cuidadosa, paciente, respetuosa y sin juicios, para aceptar que las cosas “son como son”, en lugar de luchar contra ellas, así como estar presente ante las emociones, pensamientos y sensaciones que surjan en nosotros, sin criticarlas ni enjuiciarlas. Todo esto supone un cambio total en la forma en que nos relacionamos con nosotros y con el mundo, pues el cerebro se enfoca en lo que se percibe en el presente, en lugar de irse al pasado o al futuro. Se debe matizar que la aceptación no significa permanecer pasivos ante abusos o malos tratos.

Por lo general, el juez más duro al que nos enfrentamos somos nosotros mismos. Sometemos a juicio cada emoción que sentimos si la consideramos como negativa. Así nos recriminamos el sentir celos, envidia, tristeza, ira, frustración… Otras veces tratamos de esconder estos sentimientos olvidándonos de ellos, desviando la atención al exterior para no darles cabida, lo cual las enquista aún más impidiendo liberarlas. Cambiando la reacción o lucha, por la atención plena a lo que nos sucede, pasamos de ser el protagonista de esa película de lucha, a ser un mero observador de la misma.

La técnica consiste en enfocarse o prestar atención, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales (cambios en el estado de la respiración, en las tensiones de nuestro cuerpo…) y al ambiente que nos rodea, siendo testigos amables de lo que sucede, sin juicios y sin críticas. Siendo capaces de estar presentes ante el dolor y sostenerlo amorosamente, como se sostiene un niño.

Esto nos permite SER sin limitarnos. Respecto a esto, la maestra remarcó que “no estamos limitados por nuestra historia, sino por nuestras creencias”, así como que “todos podemos cambiar” independientemente de nuestra edad. Y quien permite ese cambio es la atención, que produce cambios fisiológicos en la corteza frontal del cerebro.

Y ¿qué regalo nos va a traer a nuestra vida? Entre otros:

  • Mayor conciencia y atención.
  • Menor reacción frente a experiencias desagradables
  • Menor identificación con los pensamientos (no soy lo que pienso)
  • Mayor equilibro, menor reactividad emocional
  • Mayor calma y paz
  • Mayor aceptación y compasión de si mismo
  • Disminución del estrés
  • Mayor salud (disminuye la tensión arterial, disminuye la frecuencia cardíaca, mejora el sistema inmune)
  • Menor envejecimiento cerebral

Os dejo un completo reportaje sobre “Meditación para calmar la mente”

“Cualquier cosa te revelará sus secretos si la amas lo suficiente”

George Washington Carver

Con cariño, Velvet.

Anuncios


Deja un comentario

Abuela Margarita

Portada_VerkamiPortada de Verkami

“Yo, cuando necesito algo, me lo pido a mí misma. Y funciona… Porque una cosa es ser limosnero y otra, ordenarte a ti mismo, saber qué es lo que necesitas… Muchos creyentes se han vuelto dependientes, y el espíritu es totalmente libre; eso hay que asumirlo… Nos han enseñado a adorar imágenes en lugar de adorarnos a nosotros mismos y entre nosotros”

La Abuela Margarita siembra y expande sus enseñanzas para ayudar a recuperar con ritos ancestrales la memoria celular de quienes somos.

Nació en el campo del estado de Jalisco, México, y se crió con su bisabuela que era curandera y milagrera.

Rezuma sabiduría y poder. Sus rituales son explosiones de energía que hacen muy bien a quienes los presencian y, cuando te mira a los ojos y te dice que somos sagrados, algo profundo se agita dentro de ti.

A través de sus ceremonias y temazcales se dedica a sembrar salud y conocimiento. Practica los círculos de danza del Sol, de la Tierra, de la Luna y la Búsqueda de Visión. Pertenece al Consejo de Ancianos de América el cual reúne gran cantidad de indígenas de distintas tribus para realizar ceremonias.

La Abuela se vale de cánticos para expresar un cúmulo de sentimientos que cuando se escuchan traspasan el tiempo y el espacio hasta llegar muy dentro, con la intención de recuperar nuestra memoria celular.

Todo su trabajo tiene que ver con los cuatro elementos, con las cuatro direcciones, el Cosmos, la Madre Tierra y el Padre Sol. En esta conexión con la Madre Tierra y el Universo podemos viajar y trasladarnos a otros lugares, gracias al propio poder interior.

(Fuente: Página web de Abuela Margarita)


2 comentarios

Los chakras

Significado-de-los-chakras-y-su-ubicacion-2

Este fin de semana hice el segundo nivel de un curso de canalización de energías e imposición de manos en la ciudad donde vivo. Ha sido un curso muy especial, que ha llegado justo en el momento que más lo necesitaba, después de cambios en mi vida, de sufrimiento, desapego y pérdidas.

Aún tengo que integrar todo lo vivido en estos meses, lo experimentado en muchos niveles y conseguir acoplar toda esa información para adaptarla y continuar en ella con más consciencia.

En este curso se le da muchísima importancia a la meditación y a los chakras, por eso quiero hablaros brevemente de ellos, qué son, dónde se ubican y por qué hay que darles importancia.

Significado de la palabra “chakra”:

“Chakra” es una palabra sánscrita que significa “rueda”. Los chakras son centros de energía que forman parte del sistema bioenergético según el conocimiento tradicional indotibetano y nos conectan con el mundo, recibiendo, entregando y procesando energía.

Hay siete chakras principales (ubicados a lo largo de la columna) y unos 40 chakras secundarios (los más importantes en la zona del bazo, nuca, palmas de las manos y plantas de los pies). Las “arterias” que conectan los chakras, son los “nadis” (tubo, vaso o arteria en sánscrito). Su función es conducir “prana” o “energía vital” (“chi” en chino o “ki” en japonés) a través del sistema energético. En la medicina tradicional china, por ejemplo, se usa el sistema de canales o nadis a la hora de realizar tratamientos de acupuntura.

El los antiguos Vedas, los libros sagrados más antiguos de la literatura india, encontramos las primeras referencias a los siete chakras ubicados a lo largo de la columna vertebral, conectándose entre sí a través de un canal central denominado “Kundalini”.

Funcionamiento de los chakras:

Cuando un niño sano nace, todos sus chakras están perfectamente alineados.

El niño es un ser puro sin moldear aún, es quien es, sin más dobleces. Durante unos años se le permite ser y sentir con total libertad, pero con el paso del tiempo, a medida que crece es educado según los valores y normas aceptados por la familia y después por la sociedad, siendo necesario que adopte comportamientos adecuados para poder convertirse en el adulto que se espera. Estas exigencias y obligaciones, en muchas ocasiones, van a entrar en conflicto con su verdadera necesidad y sentir. 

Entonces, las experiencias vitales por las que vamos pasando en nuestra vida desde niños, algunas profundamente incoherentes y traumáticas, van a generar todo tipo de emociones y sensaciones intensas, algunas se instalarán en nuestro día a día como parte de nuestra personalidad: nervios, estrés, miedo, envidia, odio, apegos, ira, dolor, vergüenza, culpa… Toda esta maraña de sentimientos mal gestionados va ir bloqueando el funcionamiento normal de esos vórtices de energía.

El bloqueo hará que los chakras no giren y vibren de modo adecuado, que los nutrientes, el oxígeno y la energía (prana), no circule y por otro lado, que se estanquen las toxinas, emociones insanas y todo lo que el cuerpo no necesita (apana), de ese modo aparecen síntomas y enfermedades tanto físicas como psíquicas, además de deformar nuestras percepciones y embotar nuestras sensaciones.

Para  reequilibrar el flujo de energía de los diferentes chakras podemos utilizar diferentes técnicas de sanación, pero su mantenimiento también pasa por tener un estilo de vida saludable tanto físico como mental.

A continuación mostraré el color que se corresponde con cada centro energético, las glándulas y órganos que controla, así como las funciones que rige . 

chakras (1)

Los siete chakras principales:

Chakra 1. Muladhara o chakra raíz: en esta técnica no se trata ya que capta la energía directamente de la tierra.

Chakra 2. Swadhisthana o chakra del sacro:

  • Glándulas sexuales.
  • Controla órganos sexuales y vejiga como músculo.
  • Rige la creatividad, la sexualidad y la plenitud.

Chakra 3. Manipura o Plexo solar: 

  • Glándula: glándulas suprarrenales.
  • Controla el sistema digestivo y sistema renal.
  • Rige el poder, las emociones, la ansiedad, el niño interior y la aceptación.

Chakra 4. Anahata o chakra del corazón: 

  • Glándula: timo.
  • Controla el corazón, ganglios, vasos sanguíneos (venas y arterias).
  • Rige el amor incondicional, la autoestima y los afectos.

Chakra 5. Vishuda o chakra de la garganta: 

  • Glándula: tiroides y paratiroides.
  • Controla el sistema respiratorio, los sentidos, mamas y piel.
  • Rige la comunicación, la expresión, la veracidad, la confianza y la expresión del alma.

Chakra 6. Ajna o Tercer Ojo: 

  • Glándula: pituitaria.
  • Controla el sistema nervioso simpático/hipotálamo.
  • Rige la intuición, la percepción extrasensorial y el conocimiento del alma.

Chakra 7. Sahasrara o chakra corona:

  • Glándula: pineal. 
  • Controla el cerebro y rige los sistemas nervioso, linfático y endocrino, músculos y huesos.
  • Rige el vínculo con la fuente y yo superior.

En próximas entradas iré desarrollando uno por uno, así como:

  • los aspectos positivos y negativos que se expresan según esté armonizado o bloqueado.
  • las conductas y elementos que ayudan a equilibrarlo.

Con cariño, Velvet.


Deja un comentario

“El helecho y el bambú” (parábola sobre la confianza en la vida)

10384895_10152850302234568_6659565939985342186_n
Un día decidí darme por vencido…renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio.

-¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido? Le pregunté.
-Mira a tu alrededor, me respondió, ¿ves el helecho y el bambú?
-Sí, respondí.
-Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.
-En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el quinto año un pequeño brote de bambú se asomó en la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante.
-El sexto año, el bambú creció más de 20 metros de altura. Se había pasado cinco años echando raíces que lo sostuvieran. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.

-¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? Le dijo el anciano y continuó…
-El bambú tiene un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos son necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso.
Nunca te arrepientas de un día en tu vida:
Los buenos días te dan felicidad.
Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida, le dijo el anciano y continuó…
La felicidad te mantiene dulce.
Los intentos te mantienen fuerte.
Las penas te mantienen humano.
Las caídas te mantienen humilde.
El éxito te mantiene brillante…
Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá sólo estés echando raíces…Velvet (gracias Juan por descubrírmelo)


Deja un comentario

Descubrimientos musicales: Ana Alcaide

Foto extraída de la web de Ana Alcaide, realizada por Lucía Herrero

Escuchando audios de La Caja de Pandora siempre me topo con una preciosa música que gracias a la aplicación Shazam he descubierto a quién pertenece: es la música de Ana Alcaide y su disco “Como la Luna y el Sol”, donde da una particular visión de la música sefardí.

Esta compositora, música y productora, está especializada en el uso de un instrumento llamado “nyckelharpa” o viola de teclas, que es tradicional de Suecia y a la que ella da un nuevo uso.

El disco que menciono es totalmente compatible con una sesión de yoga o de meditación, te aporta paz y alegría.

Os dejo este Pasacalles Sefardí grabado en la Sinagoga del Tránsito en Toledo:

Buen sábado, Velvet.


Deja un comentario

Hoy conocí a un payaso

emociona

Hoy tomando un café se nos presentó a mis amigos y a mí un vendedor de seguros de Barcelona. Iba enchaquetado y con corbata, aspecto formal, copa de vino y una locuacidad increíble. Contó algún chiste que no fui capaz de entender, mi mente no estaba muy lúcida por la pesadez después de la comida .

Tras unos minutos de conversación sobre seguros de decesos, me di cuenta de que el vendedor llevaba un libro de Milan Kundera y comenzamos a hablar sobre el autor y sobre poesía. Reconozco que al principio no me apetecía entablar ninguna conversación… A veces apartamos a la gente por ser distinta o porque no las conocemos de nada, pero cuando prestas atención acaban sorprendiéndote para bien.

Resultó ser un romántico e idealista que hablaba en varios idiomas, me enseñó las poesías que escribió por la mañana acerca de las hojas secas de otoño sobre el suelo, o cualquier tema cotidiano, mientras esperaba en el banco para pagar un recibo. En sus ratos libres se viste de payaso y se va al parque a “rescatar sonrisas”, a niños y adultos. Además escribe cuentos infantiles para adultos y va a visitar a los niños hospitalizados para intentar alegrarles el día. En su chaqueta lleva siempre su nariz roja.

Dice que vivió en San Francisco, en la calle, regalando palabras a cambio de la voluntad, que si pones precio a tu arte recibes menos de lo que mereces; que nunca estudió oposiciones, que el examen se lo hace cada noche ante sí mismo; que lo mejor de la vida es poder reírse y que se recibe mucho más cuando se da sin esperar nada.

Un enamorado de las viejas costumbres, hacer fotos, mirar las estrellas y escribir cartas de su puño y letra. Le hablé del Biciclown (un clown que recorre el mundo con su bici Karma y que os recomiendo leer) y de Postcrossing (también recomendable si queréis recibir algo más que cartas del banco en el buzón), un proyecto para mandar postales a desconocidos de todo el planeta. Quizás por eso hace meses que guardé en la cartera un sello con tasa europea, para regalárselo a alguien que aprecie estas cosas.

Lo curioso de todo esto es que además se parecía físicamente a Jim Carrey y que en el mismo café había un clown que hace talleres de risoterapia.

¿Será que hay que aprender a reírse de todo?

Gracias Rafael, me gusta la gente que cree en la utopía y que hace de su vida un arte.

Velvet


Deja un comentario

“En línea” (whatsapp en los tiempos del desamor)

Hay unos límites que fácilmente se sobrepasan cuando creemos que el interlocutor debe estar forzosamente presente. El medio de comunicación se convierte entonces en una completa obsesión.

974687_10152721520944568_182909468_n

Tú estás en línea y yo estoy en línea, pero no estamos alineados.

Yo robo tu intimidad observando con descaro el rostro impasible de tu foto, la que nunca cambias. Analizo las horas en las que te conectas, intento descubrir algún patrón de conducta que me lleve a una conclusión sobre lo nuestro.

Tú estás en línea y yo estoy en línea, momento sagrado en el cual, de reojo, espero una señal, un “escribiendo…”, que me devuelva por unos instantes la esperanza.

Nunca sucede.

Intento abandonar antes que tú, para que no pienses que te espero, para que no creas que te miro, para que no sea tan descarado que te analizo.

Me muero por tener unas palabras tuyas, aunque sean de reproche…

Tú estás en línea y yo estoy en línea y eso hace imposible que crea que te has muerto y que no vas a volver.

Tú estás en línea y yo estoy en línea y aunque te elimine seguirás conociendo cada una de mis horas de penas y conexiones.

Lo siento amor mío, pero ya no me queda más remedio que escribir tu número en un post-it, usar el bloqueo…

Y eliminarte.