Espacio Yoga Velvet

Yoga, bienestar y fotografías


Deja un comentario

Yoga en La Coruña

Estoy en Coruña pasando unos días en familia, aprovechando que tengo días libres. Vine compartiendo coche con distinas personas que, aunque en principio no parecían tener mucho en común conmigo, acabamos compartiendo conversaciones muy interesantes, incluso algunas charlas que jamás hubiera imaginado tener, por lo que la experiencia fue muy buena. Pienso que, a veces, sólo hay que abrirse a la gente para conectar con ella.

Ayer estuvimos en el pueblo de O’Burgo donde hay unos paseos maravillosos y unas puestas de sol increíbles. Aproveché para hacer algunas fotos y disfrutar de los paisajes tan distintos a los que suelo ver, del olor a sal, de la imagen de las gaviotas volando, de los niños patinando, del color verde inundándolo todo, de poder mirar las caras nuevas con las que me cruzaba, de mi sobrina humana Emma y de mi otra sobrina perruna Kira, que se metió en un lago para coger un palo sin pensárselo dos veces.

El ambiente era frío y húmedo, pero en Extremadura tendremos calor de aquí en adelante, por lo cual me centré en el paisaje y agradecí simplemente poder tener un día distinto.

Os dejo un par de fotos que hice: el sol intentando abrirse hueco entre las nubes y de la postura del arco junto a un impresionante sauce llorón.

Hasta pronto, Velvet.

IMG_20150329_192912


Deja un comentario

Cómo disfrutar más de la vida

El sábado se celebraron las I Jornadas sobre Mindfulness y Meditación (Cáceres, 21 de marzo de 2015), un evento organizado para recaudar fondos para el monasterio budista “El Olivar del Buda” en Acebo (Cáceres).

    Jornadas sobre Mindfulness y Meditación (Cáceres, 21 de marzo de 2015)

El objetivo de estas jornadas era exponer los beneficios de practicar mindfulness (o atención plena) y meditación a nivel personal y profesional. Para ello se contó con diferentes ponentes del mundo de la medicina, psicología y la meditación (podéis ampliar el cartel haciendo clic en la imagen).

De entre todas las ponencias destaco “Cómo disfrutar más de la vida” a cargo de la maestra Tenzin Yotika, fundadora del monasterio “El Olivar del Buda”. En su charla abordó la técnica de la “atención plena o mindfulness”, como una forma de encontrar una felicidad duradera, independientemente de las circunstancias que nos rodeen.

En su intervención, nos habló de cómo solemos buscar la felicidad en el lugar equivocado, en objetos materiales, personas o experiencias externas a nosotros, las cuales al finalizar nos provocan un estado de tristeza, fustración, ira o impotencia que nos sumerge de nuevo en el sufrimiento y de cómo mirar hacia adentro, nos devuelve la paz.

Según Yotika “el elixir para conservar la felicidad es la atención plena”. Una atención cuidadosa, paciente, respetuosa y sin juicios, para aceptar que las cosas “son como son”, en lugar de luchar contra ellas, así como estar presente ante las emociones, pensamientos y sensaciones que surjan en nosotros, sin criticarlas ni enjuiciarlas. Todo esto supone un cambio total en la forma en que nos relacionamos con nosotros y con el mundo, pues el cerebro se enfoca en lo que se percibe en el presente, en lugar de irse al pasado o al futuro. Se debe matizar que la aceptación no significa permanecer pasivos ante abusos o malos tratos.

Por lo general, el juez más duro al que nos enfrentamos somos nosotros mismos. Sometemos a juicio cada emoción que sentimos si la consideramos como negativa. Así nos recriminamos el sentir celos, envidia, tristeza, ira, frustración… Otras veces tratamos de esconder estos sentimientos olvidándonos de ellos, desviando la atención al exterior para no darles cabida, lo cual las enquista aún más impidiendo liberarlas. Cambiando la reacción o lucha, por la atención plena a lo que nos sucede, pasamos de ser el protagonista de esa película de lucha, a ser un mero observador de la misma.

La técnica consiste en enfocarse o prestar atención, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales (cambios en el estado de la respiración, en las tensiones de nuestro cuerpo…) y al ambiente que nos rodea, siendo testigos amables de lo que sucede, sin juicios y sin críticas. Siendo capaces de estar presentes ante el dolor y sostenerlo amorosamente, como se sostiene un niño.

Esto nos permite SER sin limitarnos. Respecto a esto, la maestra remarcó que “no estamos limitados por nuestra historia, sino por nuestras creencias”, así como que “todos podemos cambiar” independientemente de nuestra edad. Y quien permite ese cambio es la atención, que produce cambios fisiológicos en la corteza frontal del cerebro.

Y ¿qué regalo nos va a traer a nuestra vida? Entre otros:

  • Mayor conciencia y atención.
  • Menor reacción frente a experiencias desagradables
  • Menor identificación con los pensamientos (no soy lo que pienso)
  • Mayor equilibro, menor reactividad emocional
  • Mayor calma y paz
  • Mayor aceptación y compasión de si mismo
  • Disminución del estrés
  • Mayor salud (disminuye la tensión arterial, disminuye la frecuencia cardíaca, mejora el sistema inmune)
  • Menor envejecimiento cerebral

Os dejo un completo reportaje sobre “Meditación para calmar la mente”

“Cualquier cosa te revelará sus secretos si la amas lo suficiente”

George Washington Carver

Con cariño, Velvet.